close

Canadá en la #U17WWC Uruguay 2018

UN EQUIPO CON EL QUE CANADÁ PUEDE SOÑAR
 
Desde la primera Copa Mundial Femenina sub-17 celebrada en Nueva Zelanda en 2008, Canadá ha sido una de las pocas selecciones que participó en cada una de las seis ediciones del torneo. Sin embargo, la Copa del Mundo Uruguay 2018 dejó una huella importante en la historia del equipo norteamericano por haber sido donde conquistaron la posición más alta en un mundial femenino sub-17.
 
Previamente, los tres mejores resultados del equipo de Concacaf en esta competición los había conseguido cuando clasificó a cuartos de final en su debut en 2008, en Azerbaiyán en 2012 y en Costa Rica 2014. En cambio, su peor participación curiosamente fue en 2010, año en el que a pesar de que se coronó por primera y única vez en el Campeonato Femenino sub-17 de la Concacaf, no pudo avanzar de fase de grupos en el mundial realizado en Trinidad y Tobago solo seis meses después. Su más reciente participación en Jordania 2016 tampoco fue prometedora, ya que de nuevo no pasó de la fase de grupos de esa edición.
 
Sufrida Clasificación al mundial de Uruguay
Esta vez el camino para la selección canadiense hacia el mundial sub-17 de Uruguay 2018 estuvo lleno de emoción desde el principio. El recorrido empezó en el Campeonato Femenino sub-17 de la Concacaf, organizado por Nicaragua y Estados Unidos en los meses de abril y junio previos al torneo mundial.
 
Canadá marchó a paso firme hasta la semifinal contra México (con una sola derrota ante la selección de Estados Unidos), pero la selección azteca venció, consiguiendo el pasaje a la final y el boleto hacia la Copa del Mundo. Canadá tendría que enfrentar a Haití por el tercer lugar, y más importante, por un puesto en el campeonato mundial.
 
El encuentro fue dramático, con el marcador empatado hasta el último minuto. Las canadienses habían abierto el marcador con un gol de su estrella Jordyn Huitema, pero la selección del Caribe empató mediante un penal. A tan solo un minuto del final de los 90, la delantera Andersen Williams marcó de cabeza el gol ganador que llevó a la selección de la hoja de arce a la Copa del Mundo en Uruguay.
 
Canadá se prepara para una Copa del Mundo
 
El 29 de octubre, tan solo dos semana antes del inicio del campeonato mundial sub-17 en Uruguay, Rhian Wilkinson fue nombrada la nueva entrenadora de la selección norteamericana para enfrentar el torneo, con una previa experiencia dirigiendo a la selección femenina sub-15 en el campeonato de Concacaf a inicios de año, Wilkinson fue la elegida para ocupar el puesto, ya que en su época como jugadora había sido cuatro veces mundialista y había conseguido en dos ocasiones la medalla de bronce olímpico, en Londres 2012 y en Río de Janeiro en 2016, lo que le daba la experiencia suficiente como para liderar a un grupo de jóvenes deportistas. Sin tiempo que perder, la nueva DT convocó a las 21 atletas que representaron al país en el torneo. Gran parte del plantel obviamente estuvo conformado por el equipo que había conseguido la clasificación en junio.
 
Prometedor debut
 
Tras una corta pero intensa preparación en territorio oriental, Canadá debutó el 14 de noviembre en el Estadio Charrúa frente a la selección de Colombia, a la que le ganó con contundencia 3 a 0; marcaron la capitana Jordyn Huitema, la heroína de la clasificación, Andersen Williams y Jessica De Filippo. El grupo D también lo conformaron Corea del Sur y la reinante campeona europea, España.
 
Antes del encuentro, la entrenadora Wilkinson habló con los medios oficiales de Canadá Soccer sobre lo cómodo que se sentía el plantel en Montevideo. Hacía más de una semana que estaban en el país y no podían más con la emoción y el entusiasmo para que empiece el torneo. La número 9, Jordyn Huitema expresó también la buena química que tiene el grupo, componente que ayudó al plantel a un buen debut.
 
El resultado en sí, no reflejó fielmente lo que fue el encuentro, la selección cafetera pudo haber abierto el marcador mediante tiro penal, pero la arquera canadiense Anna Karpenko lo atajó y le dio vida a su equipo. Luego de la expulsión de una defensa colombiana, Canadá no desaprovechó la ventaja numérica e hizo los tres goles de la victoria en menos de 15 minutos.
 
Luego del encuentro Wilkinson expresó a los medios oficiales de FIFA lo orgullosa que se sintió de las chicas, aceptó que el inicio no fue fuerte, pero pasados los minutos vio cómo el equipo empezó a agarrar confianza dentro del juego, y que en el debut de un mundial eso hay que valorar.
 
En busca de la clasificación de fase de grupos
 
Para el segundo encuentro las norteamericanas tenían que enfrentar a Corea del Sur, quien había sido goleada por España 4 a 0 en la primera fecha. Una victoria en este compromiso significaría la virtual clasificación a cuartos de final.
 
En el primer tiempo el equipo asiático tuvo el control pero no pudo anotar. En la segunda mitad las “Canucks” equilibraron el partido y Huitema fue la encargada de poner a su equipo al frente del marcador; sin embargo no le duró mucho la alegría, ya que menos de 10 minutos después fue expulsada.
 
Ahora la selección de la hoja de arce tenía que aguantar el resultado con una menos, a pesar de eso, aumentaron su ventaja 2 a 0 con un gol de Lara Kazandjian.
 
Al término del partido Wilkinson se refirió a este momento con mucha emoción expresando: “Ellas lograron darle vuelta al juego y demostrar lo resistentes que son, dirigir este equipo me hace sentir realmente orgullosa”.
Tras el posterior empate entre Colombia y España 1-1, la selección canadiense logró ser la primera clasificada del grupo. El último encuentro simplemente definiría si clasificaba en primer o en segundo lugar.
 
Jordyn Huitema, una pieza clave
 
La baja de su capitana Jordyn Huitema, por expulsión, fue un gran golpe para el cuadro norteamericano, y un dolor de cabeza aún más grande para la entrenadora Rhian Wilkinson, ya que les tocaría enfrentar al equipo más fuerte del grupo sin su estrella.
 
Huitema había sido elegida capitana de este plantel porque es la jugadora con más experiencia. Con tan solo 17 años ya posee 15 participaciones y 6 goles con la selección absoluta de Canadá. Hizo su debut tan solo dos meses antes de su cumpleaños número 16, el 8 de marzo de 2017, en la final de la Algarve Cup frente a España, en partido que perdieron, pero en el que Huitema se convirtió en la tercera jugadora más joven en debutar con la selección mayor canadiense; su primer gol también sería su primer doblete con las “Canucks” y fue el 11 de junio del mismo año de su debut. Lo hizo en un amistoso contra Costa Rica, y se convirtió en la segunda jugadora más joven en marcar un gol con la camiseta de la selección mayor de Canadá, pero eso no es todo. En 2017 también se convirtió en la primera y hasta ahora única jugadora en marcar un gol con la selección mayor, la sub-20 y la sub-17 en un año calendario.
 
Pero tal vez su logro más grande y más prometedor hasta el momento, es su medalla de plata con el equipo absoluto de su país en el Campeonato Femenino Concacaf USA 2018, el que ayudó a su selección nacional para clasificar al Mundial Femenino Francia 2019.  Y no sería sorpresa que sea convocada para jugar el próximo año en el máximo torneo mundial del fútbol.
 
Canadá con muy poca motivación para el último encuentro
Con una ausencia tan grande como Huitema, y estando ya clasificadas, el equipo norteamericano decidió dar descanso a la mayoría de sus titulares en el último partido de fase de grupo contra España, las europeas que tenía que asegurar la clasificación superaron 5-0 a Canadá.
 
“Me siento frustrada por el resultado, pero también estoy orgullosa de que 20 de las 21 convocadas pudieron salir al campo de juego”, dijo la DT Wilkinson después del partido, refiriéndose a la participación de 20 jugadoras en lo que va del mundial.
 
Hicieron historia
 
En todas las Copas del Mundo femeninas sub-17, los cuartos de final habían sido la maldición para el cuadro canadiense. Tres veces se encontraron en esta etapa y tres veces salieron derrotadas; esta vez el rival era igual de complicado, tendrían que enfrentar a Alemania, la vigente subcampeona del campeonato europeo.
 
Para este compromiso el equipo de la hoja de arce contaba con la tranquilidad de que su estrella, Jordyn Huitema, regresaba tras la expulsión, aún así no se podía descuidar.
 
El partido fue enredado y disputado desde el pitazo inicial, pero cuando todo parecía indicar que la definición sería por penales, al minuto 83 Catlin Shaw y Kaila Novak armaron una jugada de ensueño, que la capitana Huitema aprovechó, para marcar el 1 a 0 que selló su primer pase a semifinales en toda la historia de los mundiales femeninos sub-17.
 
Después del encuentro, la goleadora se manifestó sobre la soñada clasificación: “Es el objetivo de todos jugar en la Copa del Mundo, pero estar en las semifinales es un sueño hecho realidad, es hacer historia para Canadá, y todo el esfuerzo que se hizo para estar en este lugar está dando sus frutos.”
 
El mayor obstáculo para Canadá
 
Canadá tuvo que enfrentarse a una vieja conocida en semifinales, México, rival que conocían muy bien por su historia en Concacaf. Por la derrota sufrida contra las aztecas en las semifinales del Campeonato femenino sub-17 de Concacaf jugado en junio, la selección roja veía este partido como una pequeña revancha, un encuentro especial.
 
Pero el sueño dorado de las norteamericanas terminó aquí; por la mínima diferencia México venció a Canadá. Las jugadoras salieron destrozadas del estadio. Sobre todo porque el juego fue muy parejo, y el empate para Canadá estuvo muy cerca en varios momentos del encuentro.
 
Tras la dolorosa eliminación, Wilkinson expresó su orgullo por el equipo que dirige y felicitó a su rival de Concacaf por el pase a la anhelada final. Terminó remarcando que ahora estaban aquí por un puesto en el podio, y tenían que seguir hasta el final. 
 
Con las manos vacías
 
La esperanza de terminar con la medalla de bronce era lo único que mantenía el entusiasmo del equipo intacto. El rival para el tercer puesto fue Nueva Zelanda, quien había perdido 2 a 0 contra España en la otra llave.
 
La selección canadiense empezó muy mal el compromiso y en menos de 15 minutos ya iba perdiendo por dos goles. El resto del encuentro fue más parejo y Canadá trató de reponerse del mal inicio. Al minuto 64 Lara Kazandjian marcó un golazo como descuento, pero la selección oceánica defendió bien los minutos que faltaban de partido y rompió el sueño de las norteamericanas de seguir haciendo historia con su selección.
 
“Creo que las jugadoras van a estar tristes por un tiempo más, pero sé que cuando recuerden el camino que nos trajo hasta acá van a sentirse motivadas para seguir adelante”, fue lo que expresó la entrenadora Wilkinson tras la obtención del cuarto puesto.
 
Esto recién comienza
 
Más allá de las sensaciones de las jugadoras en el último partido, la posición conseguida por Canadá en Uruguay 2018 fue histórica. Por primera vez en los mundiales femeninos sub-17 llegaron a semifinales, dando muy buenas presentaciones en el camino.
 
Varias cosas buenas dejó este torneo a la selección norteamericana: la delantera Jordyn Huitema fue premiada como la Mejor Jugadora Joven del 2018 en los Premios a los Mejores jugadores de Canadá 2018 y la DT Rhian Wilkinson demostró ser una entrenadora de primer nivel, pero lo más importante que consiguieron, como dijo Wilkinson, fue que “Las jugadoras han descubierto algo sobre ellas mismas en este torneo, algo que llevarán consigo por el resto de sus carreras”.
 
 
Por Gabriel Rodríguez
Voluntario del mundial femenino – Estudiante de comunicación de la FIC - UDELAR