close

Copa Intercontinental de 1961

El 19 de setiembre de 1961, Peñarol se consagró campeón de la Copa Intercontinental. El equipo carbonero venció al Benfica de Portugal y obtuvo el título por primera vez para el continente sudamericano.
 
Los aurinegros se habían ganado el derecho de disputar este certamen ya que se quedaron con la Copa Libertadores en 1961, luego de vencer a Palmeiras.

El primer encuentro con Benfica se disputó en el estadio Da Luz de Lisboa y fue victoria del local por 1 a 0 con gol de Coluna. Peñarol, alineado por el entrenador Roberto Scarone, ingresó al campo de juego con Luis Maidana, William Martínez, Núber Cano, Edgardo González, Néstor Gonçalves, Walter Aguerre, Luis Cubilla, José Sasía, Ángel Cabrera, Alberto Spencer y Juan Joya.

La revancha se desarrolló el 17 de setiembre en el  estadio Centenario y ganaron los mirasoles 5 a 0, con anotaciones de José Sasía, Juan Joya, en dos oportunidades, y Alberto Spencer, por duplicado.
 
En aquel entonces la diferencia de goles no se tomaba en cuenta por lo que se necesitaba la realización de un cotejo extra. Este fue el 19 de setiembre, ante 60.000 espectadores, en el Centenario.
 
Los locales formaron con Luis Maidana, William Martínez, Núber Cano, Edgardo González, Néstor Gonçalves, Walter Aguerre, Luis Cubilla, Alberto Spencer, Ernesto Ledesma, José Sasía y Juan Joya. Mientras que el conjunto luso, dirigido por Bela Guttmann, ingresaron con Costa, Pereira, Angelo, Cruz, Humberto, Neto, Cavem, José Augusto, Eusebio, Aguas, Coluna y Simoes.
 
Finalmente ganó Peñarol 2-1, con dos anotaciones de José Sasía. Eusebio había marcado el 1-1 parcial para Benfica.